Control de Termitas

Las termitas son insectos sociales que viven en colonias que pueden ir de algunos miles hasta millones de individuos. Estas colonias se basan en una cooperación para la búsqueda de alimentos, ya que el ambiente no se presta para la supervivencia de la especie como individuo aislado.

 

Al inicio de la temporada de lluvias cuando la temperatura y humedad empieza a aumentar, salen de los termiteros desarrollado un conjunto de termitas voladoras que tiene como función realizar el vuelo nupcial y encontrar con quien aparearse.

 

Una vez realizado el apareamiento, la nueva pareja baja a la superficie y comienza la construcción de una nueva colonia convirtiéndolos en el rey y la reina. La hembra y el macho pierden sus alas y comienzan a poner huevos, el macho pasa toda la vida con su compañera para mantener la producción de huevos.

 

La mayoría de las personas pensamos que las termitas solo comen madera y descartamos otros objetos como son fotos, adornos, alfombras, libros, ropa, tapices, entre otras dentro del hogar. Además de atacar cultivos, áreas verdes y bosques en la naturaleza.

 

Al momento de construir una casa, se excava hasta encontrar un suelo duro donde soportar la residencia. Las termitas pueden desplazar la tierra y al llegar la temporada de lluvias se debilita el apoyo produciendo daños a la casa como son: fracturas, cuarteaduras, goteras y hundimientos; haciendo que se devalué el valor de nuestra propiedad.

 

Existen dos tipos de tratamiento contra termita el pre-construcción (durante la construcción de la casa) y el post-construcción (cuando la casa ya está terminada e incluso habitada). La termita vive entre 30 y 45 cm de la superficie, es por ello tenemos que realizar una barrera química entre el subsuelo y la construcción para que impida que invada nuestra casa. Referente al tratamiento Pre-construcción se debe rociar termiticida urbano a razón de 5 litros por metro cuadrado previo al colado de piso o plancha estructural.

 

El tratamiento Post-construcción es un poco más elaborado ya que la casa se encuentra totalmente terminada, se basa en la realización de perforaciones con 35 cm de profundidad a intervalos de 40 cm, por todo el perímetro de la casa en los cuales se inyecta 4 litros de termiticida urbano, con esto se forma la barrera química para evitar que la termita suba por los muro y dañe la construcción. Es sumamente importante tener planos de la casa para evitar dañar alguna tubería o sistema eléctrico al momento de la perforación.

 

Existen distintos tipos de productos para el control de termita, con diferentes moléculas las cuales en base a su concentración y tipo de suelo donde se aplicara podrán dar ciertas residualidades, por ejemplo un “Clorpirifos” dependiendo del tipo de suelo, puede tener una permanencia en él de 6 meses a un año, en cambio un “Fipronil” puede darte hasta 5 años.

 

Por último les recomiendo acercarse a las empresas profesionales con trayectoria en control de termita y que ellos sugieran el mejor procedimiento para solucionar su problema.

 

Deja un comentario

Call Now Button